Cómo organizar un viaje por libre

Se puede viajar por libre de miles de maneras. Hay quien prefiere improvisar y hay a quien le gusta llevar todo más o menos organizado. En mi caso, la mayoría de las veces tengo limitaciones de tiempo que me obligan a ser muy organizada para que me de tiempo a empaparme bien del país de destino, viajando sin prisa pero sin pausa. En este post te doy mis claves para organizar un viaje por libre paso a paso.

Generalmente realizo viajes de entre 2 y 3 semanas, dependiendo del destino. Aun así siempre tengo la sensación de que me faltan días y me toca priorizar visitas, y lamentablemente también sacrificar alguna. Pero suelen ser viajes bastante completos y procuro que haya variedad para que no se haga monótono. Un poco de playa, paisajes, ciudades, visitas culturales y por qué no deportivas.

¿Pero cuáles son los pasos que hay que seguir para organizar un viaje por libre?

1. Elegir destino y fecha

Lo primero para organizar un viaje por libre es elegir fechas y destino. No todos los destinos encajan igual de bien en todas las épocas del año. Así que tenemos varias opciones:

  • Si tenemos el destino claro y tenemos libertad de fecha para realizar el viaje, haremos una investigación de cuál es la mejor época para visitar ese país.
  • Si por el contrario tenemos la fecha obligada, tendremos que ver cuáles son los mejores destinos para conocer en esa época.
  • Si no encaja el destino que quieres con la fecha que tienes disponible… bueno, no tienes porqué dejar de visitarlo. Analiza las desventajas y si estás dispuesto a asumirlas, ¡adelante! Yo he visitado muchos países fuera de la mejor época y no me arrepiento de ninguno 🙂

2. Comprar el vuelo

Una vez tenemos el destino elegido, para organizar un viaje por libre empezaremos a buscar billetes de avión. Personalmente utilizo siempre el buscador de vuelos vuelosbaratos.es. Introduces destino y fecha, pones los filtros que quieras, y podrás acceder a los vuelos que ofrecen todas las compañías, sus precios y duración del trayecto. Lo utilizo a modo de consulta pero jamás compro a través de esta web. Elijo el vuelo que me interesa y compro directamente en la web de la compañía. Hay quien usa Skyscanner o Momondo. Igualmente válidos.

3. Visado, seguro de viaje e información relevante del país

¡Ya tenemos nuestro billete! Comienza el previaje. Es el momento de revisar y dejar hechas cosas importantes como el visado, en caso de ser necesario; renovar el pasaporte si estuviese caducado o tuviese una duración inferior a 6 meses (requisito para entrar en varios países), y contratar un seguro de viaje. Algo imprescindible cuando vamos a realizar un viaje por libre fuera de Europa. Hay muchas compañías de seguros. Lo mejor es consultar varias y elegir el que más te interese. Es algo muy personal.

También será importante consultar las vacunas y medicinas obligatorias, la divisa y el sistema eléctrico del país, situación política, etc. Cualquier cosa que pueda influir en nuestro viaje es importante.

4. Leer guías y blogs

Es el momento de investigar todas las posibilidades que nos ofrece un país y ponerlas sobre la mesa. Por un lado suelo mirar una guía de viajes, pero mi principal fuente de información son foros de viajeros y sobre todo blogs escritos por otros mochileros que disfrutan del mismo tipo de viaje que busco yo. Cada vez hay más blogs y es una fuente muy fiable de información; además es fácil encontrar post muy actuales; el problema de las guías es que no se actualizan con la misma velocidad. Así me voy haciendo una lista de lugares, visitas y actividades recomendadas. Cuando más leamos y más información retengamos en nuestra mente, mejor.

5. Dibujar un itinerario aproximado.

Para organizar un viaje por libre es importante investigar bien las opciones de transporte: ¿es mejor alquilar un coche o es mejor moverse en trenes o autobuses? ¿Cuánto tiempo se tarda de un punto a otro? Las distancias e infraestructuras son clave para organizar la ruta.

Yo, para organizar un viaje por libre, utilizo principalmente 2 herramientas clave:

  • Google my Maps: aquí voy colocando puntos en los destinos que quiero visitar para ir calculando el itinerario, qué lugar visitar antes o después, etc… Este es un ejemplo
  • Excel: suelo crear un archivo de Excel donde coloco los días del viaje desde el vuelo de ida hasta el de vuelta y creo varias columnas con ítems importantes: lugares a visitar, transporte que voy a utilizar, posibles alojamientos y restaurantes en la zona. Es decir, creo una especie de guía adaptada a mi itinerario.

6. Y ahora sí, organizar la ruta.

Teniendo ya claras las distancias y los lugares a visitar hago encaje de bolillos para dibujar una ruta completa, factible y, siempre, abierta a cambios. Si una vez en destino quiero mover algo de la ruta no hay problema, este Excel sirve como guía orientativa y pocas cosas no se podrán mover una vez en destino. Lo único fijo son los vuelos de ida y vuelta.

Eso sí, hay destinos que te obligan a comprar algún transporte con antelación para no quedarte sin plaza, o si vas a visitar una isla donde solo hay un alojamiento quizás también te toque reservar con tiempo.

7. Alojamientos

Soy una gran aficionada a reservar alojamiento en Booking por un motivo básico cuando viajas por libre: posibilidad de cancelación gratuita. Me gusta llevar mirados algunos alojamientos en los distintos destinos y en ocasiones los dejo reservados con Booking porque normalmente te permite cancelar hasta 24 horas antes sin coste (evidentemente no todos pero hay muchos que sí). Me parece muy práctico y en ocasiones sale más barato reservar a través de Booking que en el propio hostal.

Otra opción es llevar apuntados 2 o 3 sitios y pasarte por ellos cuando llegues a destino y elegir el más conveniente. Además, recuerda que hay países en los que es posible regatear un poco el precio de la habitación.

8. Restaurantes y gastronomía

Será porque me gusta mucho comer, pero también me gusta llevar anotados algunos restaurantes recomendados en cada sitio. Suelo mirar Tripadvisor para ver los mejor valorados y normalmente son un acierto.

Y por supuesto siempre investigo cuáles son los platos típicos del lugar para no dejar de probar ninguno. ¡Arriba el turismo gastronómico!

9. Preparar la mochila y en marcha

Con toda esta información ya estaremos súper metidos en el viaje, sabremos un montón de cosas sobre el destino y tendresmo unas ganas enormes de que comience el viaje. Sólo falta preparar la mochila con el peso justo para disfrutar a tope de nuestro viaje. Aquí te dejo un ejemplo de mochila tipo para realizar un viaje de aventura.

Como veréis preparar un viaje por libre, siendo mínimamente organizado, lleva unas horitas de sentarse a leer y organizar la información. Pero todo ese tiempo invertido antes del viaje os lo ahorraréis durante este y podréis disfrutar mucho más del destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *