Guía de Berlín: en 5 días

Guía de Berlín en 5 días: alojamiento, transporte , visitas e itinerario.

Alojamiento en Berlín:

En Berlín hay muchas opciones de alojamiento:

La zona de Mitte es la más céntrica pero también algo más cara, ya no sólo el alojamiento sino también comer y beber. Sin embargo es muy práctica si vas a estar poco tiempo y te vas a dedicar a ver los monumentos del centro. Si tu idea es alternar un poco por la noche, huir de la zona más turística y vivir el Berlín más de moda te recomiendo….

Frierichshain o Kreuzberg.  Zonas de moda entre los jóvenes, bien comunicadas con el centro, más baratas y rodeadas de bares donde comer, beber y disfrutar. Nosotras nos alojamos en un hostal de mochileros en Kreuzberg, el Baxpax, que además de opción entre cama en dormitorios compartidos o habitaciones privadas (con baño compartido, eso sí), tienen varios hostales en distintos barrios de la ciudad. Rollo muy mochilero, con cocina, zona de juegos, taquillas. No hay opción de desayuno y puede ser un poco ruidoso hasta pasadas las 12. Pero relación calidad/precio está bien.

Transporte en Berlín:

Lo mejor para moverse en Berlín es el metro y los trenes de cercanías. Bastante fáciles de usar si miras los mapas que hay en cada estación. Es muy probable que nunca os pidan el billete. Pero como os cojan las multas son caras. Y eso sí, es imprescindible ticar el billete la primera vez que se use para verificar la fecha. De lo contrario, aunque tengas billete tendrás que pagar la multa. Puedes consultar aquí las tarifas y los abonos.

OJO, los billetes de día sólo son válidos hasta las 3.00am. Hay que tener en cuenta que durante los viernes y los sábados el metro abre 24horas.

Berlín Welcome Card:

Por 37,50€ podéis tener la Berlín welcome card para 5 días incluyendo las zonas ABC de transporte (lo que incluye el aeropuerto de Schonefeld en el que operan Ryanair e Easyjet) y descuentos en las principales atracciones turísticas de Berlín. Esta tarjeta conviene si pensáis visitar muchos monumentos y no tenéis descuento de estudiante, y si tenéis pensado ir a Postdam (zona C) y vuestro aeropuerto es el de Schonefeld.

¿Qué ver en Berlín en 5 días? Te dejo aquí mi itinerario recomendado:

Guía de Berlín, día 1: Lo más típico. Zona centro.

> 11.00h:Free tour en español desde la puerta de Brandemburgo. Sólo tienes que acercarte a la puerta del Starbucks para encontrarles. Se paga la voluntad, en nuestro caso 10 euros por cabeza. La ruta dura unas 3 horas y se ve:

  • Puerta de Brandemburgo
  • Memorial a las víctimas judías
  • Búnker de Hitler
  • Ministerio de finanzas
  • Tramo de muro de la Topografía del horror
  • Check Point Charlie
  • Gendarmenplatz
  • Bebel Platz o plaza de la intolerancia donde hay un homenaje a la quema de libros llevada a cabo por los nazis en 1933
  • Termina en la isla de los museos

Plan perfecto como primera toma de contacto. Os contarán parte de la historia de Alemania y a partir de ahí podréis decidir en qué queréis profundizar más. Esto termina sobre las 14.00. Buena hora para comer. Ya que estábamos al lado vimos la catedral (Berliner Dom) antes de ir al restaurante que nos recomendó el guía del freetour.

Una opción para comer en la zona centro (Mitte) es Brauhaus Lemke. Luisenplatz 1. Este restaurante tiene comida típica berlinesa y cerveza artesanal propia (tostada). No es el sitio más barato de Berlín pero tampoco es caro; entre 8 y 14 euros el plato. Además el sitio es muy bonito, con una terraza exterior con mesas y bancos de madera rodeados de vegetación. Nosotras fuimos de día pero de noche tiene que tener mucho encanto porque tiene bombillas colgadas a lo largo de la terraza. El codillo no lo probé pero lo vi servir y tenía una pinta espectacular. Las salchichas estaban increíbles también.

Después de haber llenado el estómago y recuperado un poco de fuerzas decidimos continuar la ruta por nuestra cuenta. En esa tarde nos dio tiempo a ver:

> El Reichstag aunque sólo por fuera. Aunque la entrada es gratuita es necesario reservar la entrada. Se ha establecido este nuevo sistema para evitar las largas colas que se formaban. El horario de visitas es de 8 a 22h con entrada cada cuarto de hora. Para reservar las entradas podéis acceder aquí . Yo entré hace un par de años y es una visita que merece la pena. El edificio es muy bonito. Pero si andáis justos de tiempo me parece prescindible.

> Visita al museo de los judíos en el Memorial. Justo debajo del monumento a los judíos se esconde un pequeño museo donde podremos conocer un poco más de las vidas personales de muchos de los judíos que murieron durante el holocausto. Es una visita muy emotiva y lo más impresionante es que al salir apareces justo en el medio del monumento y de ahí tienes que callejear del laberintos de bloques (todos y cada uno de ellos diferentes) para lograr salir de él. Personalmente es uno de esos sitios tristes pero especiales que me transmiten mucha paz interior.

> Terminamos el día visitando el Monumento Conmemorativo a los Soldados Soviéticos en Treptower Park.

Volvimos a Kreuzberg, donde nos alojamos, y fuimos a cenar a uno de los sitios de hamburguesas más famosos de Berlín: Burgermeister. Oberbaumstraße 8. Abre desde las 11 hasta las 3 de la mañana. El sitio es difícil de ver si crees que vas a un restaurante. Se trata de un quiosco verde en medio de la carretera bajo las vías del tren. Está lleno de gente, suele haber fila aunque va bastante rápido y es más un take away que otra cosa. Sin embargo tiene unas pocas mesas donde la gente comparte espacio con otros devoradores de hamburguesas, apoyando el culete en una barandilla apañada con un acolchado. La lista de hamburguesas es breve, unas 5 diferentes y patatas simples o con queso y bacon. Son muy baratas. Por una hamburguesa completa, unas patatas y una cerveza pagué 8 euros. Al pedir te dan un ticket con un número y te van llamando para recogerla.

Guía de Berlín, día 2: Ruta alternativa y casas ocupas.

Decidimos hacer el Alternative Tour que salía a las 11.00h desde Alexander Platz. Era en inglés y en esta ruta lo que se muestra es el Berlín más alternativo: música, street art, grafitis, bares y tiendas locales y diferentes. La ruta comienza cogiendo el metro hacia el barrio que alberga la mayor parte del arte urbano de Berlín: Kreuzberg, zona de ocupación estadounidense. Como nos contó nuestra guía, los berlineses tienen 3 cosas que agradecer a los americanos: 1. La música (trajeron grupos y cantantes americanos y abrieron la mente y el gusto musical de los berlinenes), 2. El Street art, 3. La eliminación del servicio militar.

En este tour os contarán historias sobre grafitis, como los Berlín Kids que hacen grafitis en edificios subiendo por sitios imposibles, os contarán distintas técnicas para hacerlos sin ser pillados por la policía, veréis arte callejero en sitios inimaginables y os contarán la otra parte de la historia del muro de Berlín. También pasaréis por la casa ocupa de Bethaniel, antiguo hospital actualmente centro cultural con exposiciones. Está en el parque Mariannelplatz donde vive un grupo de hippies alternativos en sus caravanas, con un huerto colaborativo y cine de verano abierto al público.

Terminamos el tour tomando una cerveza en el Yaam Bar con arena de playa y hamacas a orillas del río Spree.

El resto del días nos quedamos por el barrio de Kreuzberg dando paseos, viendo alguna tienda y nos acercamos hasta el parque Göriletz que tiene mucha vida rollito hipster, gente tirada en el césped, bicis, y un bar “Das Elder Weiss” para tirarte a tomar una cerveza sin prisa es uno de sus sofás, hamacas o sillas de madera.

De aquí fuimos a la casa ocupa Neue Haimat, un sitio tipo el matadero de Madrid. Gran espacio con edificios, grafitis en las paredes, bares y restaurantes. Tienen incluso un rocódromo donde la gente va a practicar escalada. Se realizan festivales, mercados y los fines de semana a food trucks. Perfecto para ir en familia o con amigos a pasar el rato. Conviene mirar en su web qué actividades hay en cada momento.

Ya por la noche nos acercamos a Friedrichshain para tomar algo. Es una zona de bares con más o menos marcha y bastante ambiente. Estuvimos en el Astro Bar por recomendación del amigo Tripadvisor. Como no había sitio en la terraza nos quedamos dentro tomando algunos cócteles. Nos gustó la zona.

Guía de Berlín: día 3. Barrio judío y el Berlín subterráneo.

Nos levantamos un poco más tarde y nos acercamos a una de las zonas judías de Berlín en Prenzlauer Berg donde vimos un cementerio judío muy interesante.

Comimos en el restaurante Zum Schusterjungen (el limpiabotas) en la calle Danziger Str. 9, en la parada de metro U Eberswalder Straße. La comida es alemana y aunque hay poco extranjero tenían la carta en castellano. Precios muy buenos y comida muy rica. En mi caso me comí un snitzchel con champiñones de chuparse los dedos. Recomendable.

Desde aquí queríamos ir a hacer otro de los tour que teníamos planeados y que nos iba a dejar ver otro punto de vista de Berlín: el Berlín bajo tierra. Pocas personas hacen esta visita pero es 100% recomendable.

La asociación Berliner Unterwelten (Mundos subterráneos de Berlín) se dedica a explorar y documentar la arquitectura subterránea de la urbe y a hacerla accesible a todos para que conozcamos la historia berlinesa de una forma diferente. Tienen varios tours que podéis consultar en su página web y muchos de ellos son en castellano. Nosotras hicimos el tour M “Las fisuras del muro” donde nos iban contando técnicas y formas de escape que se pusieron en práctica para pasar de un lado al otro del muro. Unas con éxito y muchas otras con fracaso. El precio es de 14 euros, 11 si tienes algún tipo de descuento.

De aquí nos fuimos al Mauer Park (donde se celebra el mercadillo los domingos). Es zona de alterne también, con sitios chulos para cenar y beber.

Fuimos directas a la hamburguesería The bird, que nos habían recomendado. Increíble lugar. Está tan bueno que se llena enseguida. Dejas que apunten tu nombre en la lista de espera y al cabo de una media hora ya tienes hueco donde sentarte. Las hamburguesas son GRANDES. Pero no solo grandes sino que están buenísimas. Es una de las mejores hamburguesas que he probado en mi vida y he probado muchas. La carta es muy cachonda con mensajes del tipo “At least try eating the damm Burger with your hands” “And for god’s sake don’t order your meat well done” “this Burger has enough grease to kill a donkey”. Todas las hamburguesas vienen con patatas caseras muy muy ricas. El precio de la hamburguesa va de los 9 a los 14. Merece mucho la pena y no tendrás que comer en un par de días más. En el interior suena música indie, tipo Artic Monkeys; mola.

De aquí nos fuimos al bar Dr. Pong que nos habían recomendado en el tour alternativo. Básicamente es una lonja con un pin pon (a los berlineses les encanta jugar al pin pon y hay en muchos bares) donde la gente va rotando con sus palas y se va eliminando gente hasta que sólo quedan dos y echan una partida a 10 tantos. Hay una pequeña barra y música de fondo. Es curioso acercarse a verlo

Guía de Berlín: día 4. Museos, vistas de Berlín y una iglesia única.

Día de museos. Lo ideal es acercarse a Pérgamo a echar la mañana. Pero como ésta era mi segunda vez en Berlín y ya lo había visitado me decidí por acercarme al museo judío. La entrada me costó 6 euros y no me imaginaba lo enorme que era. Se puede encontrar absolutamente de todo, desde fotografías hasta objetos, vídeos y arte. Personalmente me quedo con 2 cosas a parte del edificio en sí, que ya solo verlo por fuera merece la pena: 1. La torre del holocausto, un hueco estrecho de gran altura con una única rendija por la que entra un poquito de luz. 2. La exposición Void con 10.000 caras de acero sobre las que caminar y reflexionar. Aún recuerdo el sonido de mis pisadas sobre el acero. Genial experiencia.

De aquí nos fuimos a subir al monumento de la Victoria. Hay que subir 282 escalera. Suena peor de lo que es pero os tocará hacer alguna parada para coger aire. Las vistas desde lo alto de la columna merecen mucho la pena. Si vais con tiempo es un buen plan. La entrada cuesta 3 euros y en la parte inferior hay maquetas de edificios emblemáticos del mundo: la torre Eiffel, el Taj mahal, el Big Ben o el Colisseo entre muchos otros.

Por último nos acercamos a una iglesia impresionante cerca del zoológico: Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm; evangélica luterana y conocida como la iglesia del recuerdo. Tras ser destruida en la segunda guerra mundial se ha mantenido tal cual estaba como homenaje. Es impresionante ver las ruinas de esta preciosa iglesia a la que aún hoy se puede acceder sin peligro de derrumbe. Para mi es una de las visitas imprescindibles en Berlín.

Guía de Berlín: día 5. Mercados y la imperdible East Side Gallery.

Como era domingo nos acercamos a Mauer Park para ver el mercado que da lugar allí cada domingo. Podréis encontrar todo tipo de cosas de segunda mano y comprar artesanía. También se puede tomar algo para comer y beber. Es entretenido y un buen plan gratuito.

Después es buena idea ir a ver la East Side Gallery, la parte del muro más famosa de la ciudad con grafitis hoy en día muy famosos. Esta galería de arte al aire libre abarca 1 kilómetro y 300 metros de longitud a lo largo del río Spree. La galería consta de 103 murales pintados por artistas de todo el mundo rindiendo homenaje a la libertad. Impresionante.

Con esto habríamos visto un Berlín muy completo: historia, arte callejero, túneles y bunkers, museos e iglesias. Muy recomendable hacer uso de los distintos freetours porque os enteraréis de detalles e historias que de otra manera es complicado descubrir y el precio es más que razonable. Es más, si no os gusta el tour no pagáis, lo que asegura la calidad de estos guías para ganarse su pan en el trabajo.

Guía de Berlín: extra. Sachsenhausen, campo de concentración.

También es muy recomendable visitar el campo de concentración de Sachsenhausen a algo menos de una hora del centro de Berlín. Puede ser algo duro para las personas más sensibles pero creo que es uno de esos lugares que hay que visitar al menos una vez en la vida para entender lo que fue y que no vuelva a suceder nunca algo tan terrible. Imprescindible hacerlo con visita guiada porque pocas cosas se mantienen en pie; será la única manera de saber realmente qué sucedió en este lugar que sin lugar a dudas no os dejará indiferente. La entrada al campo es gratuita. Tardaréis una mañana en hacer esta visita.

Si te ha gustado esta guía, quizás te interese mi guía para recorrer Cinqueterre o mi guía práctica de Nueva York.

6 thoughts on “Guía de Berlín: en 5 días

  1. Hola Esti,

    Muchas gracias por la guía, muy completa.
    Me voy a Berlín la próxima semana y me dejas todo bien organizado jejeje

    Un saludo y buenos viajes!

  2. Hola! Muy buena guía, quería saber si te gustó el Tour M del Berlín subterráneo y si lo recomiendo,en darías!
    Gracias

    1. Hola Alba! Perdona que haya tardado tanto en responder pero acabo de ver tu comentario. Sí lo recomiendo. Ofrece un punto de vista diferente y complementario al resto de visitas típicas de Berlín. Hay varios tours y me quedé con ganas de hacer el resto. Espero que te animes a ir y te guste!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *