Cinqueterre: guía práctica para no perderse nada

En esta guía encontrarás:

  • Introducción y ruta
  • Dónde dormir
  • Dónde comer
  • Consejos

Hay muchas opciones para visitar esta zona de la Liguria italiana en función de los días que tengamos. En un sólo día tendríamos que darnos bastante prisa para poder visitar los 5 pueblos, aunque si madrugamos lograremos visitarlos moviéndonos en tren. No es muy recomendable ir en coche porque las carreteras son estrechas y llenas de curvas. Por eso, la mayoría de la gente utiliza el tren. Hay trenes en bastantes horarios, por lo que las esperas no son largas. Aunque conviene destacar que en ocasiones vienen con retraso, sobre todo los que van de Cinqueterre dirección a La Spezia. Lo mejor es tomárselo con filosofía… e quando arriva il treno…. 🙂

Lo ideal para ver los 5 pueblos tranquilamente, disfrutar de un baño en el mar y hacer uno de los senderos del parque nacional de Cinqueterre es estar un par de días.

Si tienes más tiempo puedes añadir otros lugares a la visita, como Porto Venere o Portofino, menos turísticos y de gran encanto. O bien dedicar un día a hacer kayak, por ejemplo.

También existe la opción de coger un barco que recorre los 5 pueblos. Si compras el billete con opción de parada en los pueblos el precio ronda los 24 euros al día. Existe una opción algo más barata sin parada, ideal si lo único que buscamos son las vistas de Cinqueterre desde el mar en lugar de desde la montaña.

Los 5 pueblos de Cinqueterre, patrimonio de la humanidad por la UNESCO:

Monterosso al mare

El pueblo es bonito pero no fue el que más nos gustó. Excesivamente turístico, seguramente por ser el único con una playa libre y de arena. (En Italia la mayoría de las playas son privadas y hay que pagar para acceder a ellas.)

Desde aquí sale un sendero hacia Vernazza de 3,5km que podremos hacer en poco más de hora y media. El recorrido es de nivel medio con bastantes escaleras de subida, sobre todo en el primer tramo. Pero el esfuerzo merece la pena por las vistas con el mar a un lado.

Vernazza

Tiene una bonita iglesia con una cúpula que despunta y da personalidad al pueblo cuando lo ves desde el monte. Hay una torre a la que se puede subir para alcanzar buenas vistas del pueblo. El día que pasamos aquí vimos a unos novios recién casados, lanzando caramelos desde el balcón, y montones de guiris peleándose como locos por recogerlos. Una anécdota divertida ver cómo celebran los italianos sus bodas. El pueblo, como es lógico, está plagado de turistas por lo que es perfecto callejear entre las calles menos concurridas.

Corniglia

Es el único que no tiene salida al mar. Hay que subir desde la estación de tren un buen tramo de escaleras para acceder al pueblo. No son demasiado empinadas pero agradecerás encontrarte con una fuente de agua fresca al llegar arriba. El pueblo es el menos visitado de todos pero en mi opinión el que más encanto tiene. Increíbles vistas. Al ser el pueblo del medio se ven desde lo alto del monte Monterosso, Vernazza y Manarola.

Manarola

Pueblo de viñas y vino. Bonitas vistas del pueblo desde el monte cubierto de verdes viñas y con el mar de fondo. De postal. Las calles del pueblo son muy bonitas y llama la atención una de las calles principales cerca del mar con barcas aparcadas a los lados y terracitas para tomar algo a la fresca. Perfecto si buscas tranquilidad y relax.

Riomaggiore

Desde aquí a Manarola hay un sendero llamado “La vía del amor” que recorre todo el lateral pegado al mar con unas vistas tan románticas como su nombre. El recorrido es fácil y corto. Apto para todos los públicos. Después del sendero y un agradable paseo por el pueblo es posible acabar pegándose un baño en el mar. Para ello se puede seguir un sendero que comienza en la parte baja del pueblo y llegaremos hasta una zona rocosa donde la gente se acomoda en rocas imposibles antes de un gran chapuzón.

Dónde dormir:

Tenemos que decidir principalmente entre dos opciones:

La Spezia: Es el pueblo grande al que llegaréis para visitar Cinqueterre. Desde su estación central salen trenes hacia las ciudades más importantes de Italia. Es práctico, con bastantes opciones de alojamiento, restaurantes y supermercado. Se pueden encontrar mejores precios porque es menos turístico dentro de que es una de las opciones más elegidas para pernoctar. Como en casi toda Italia os cobrarán un suplemento por persona y noche como impuesto turístico. Entre 1,5 y 3 euros. Nosotras nos quedamos en el Albergo Astoria, cerca de la estación, y del centro, con wifi y desayuno incluido. El baño y en concreto la ducha con cortina eran lo más cutre, pero el precio está bastante bien. Poco más de 20 euros la noche por persona en habitación privada para 4 suficientemente amplia.

Pueblos de Cinqueterre: opción más bucólica, más tranquila, con opciones menos baratas tanto de alojamiento como de restaurantes, y con peor comunicación de trenes comparado con La Spezia. Si tuviese que elegir un pueblo para quedarme seguramente sería Corniglia por ser el menos turístico, el más tranquilo e increíblemente bonito. Manarola también es una buena opción, su calle principal cerca del mar y la Cantina dello Zio Bramonte nos conquistaron.

Dónde comer:

En La Spezia:

Pizzeria La Bella Napoli

Precios alejados del sablazo turístico y cocina de calidad. Pizza margarita con huevo frito, rissotto del mare, spagetti pesto con patata cocida. Una botella de vino blanco de la casa de 50cl por 3 euros. Nos invitaron a chupito de limoncello y a otro de mirto. Tienen televisión grande para ver el fútbol y se llena en días puntuales, por lo que conviene reservar.

En Manarola:

Cantina dello Zio Bramonte

Tiene algunas mesas fuera y dentro cabrán unas 30 personas. Es ideal para ir a ultima hora de la tarde a tomar un vino y una cerveza acompañado de una brusquetta o un poco de pasta. Fue una pena que no tuviesen un par de platos del menú (risotto di mare, y ensalada de carpaccio di polpo). Lo mejor es que a las 9 pasadas comienzan a tocar un grupo de músicos locales, de varias edades y con mucho talento. Muy buen ambiente, buena comida y buenos precios. Más que recomendable.

En Corniglia:

A Cantina de Manana

Pasamos por la puerta de este sitio y me quedé parada delante de la puerta pensado “¿por qué no habíamos pasado antes por aquí?”. Como aparecido de la nada, en una callejuela sombría y de piedra, me topé con este pequeño restaurante. La entrada está decorada con mucho mimo, con elementos marítimos y una pizarra escrita a mano con los platos más destacados. En su puerta no cabe una pegatina más de recomendación. Literal.

En Riomaggiore:

En este pueblo hay muchas cosas de take away, desde el típico cucurucho de pescado frito hasta platos de pasta fresca.

La cucina del pescatore: Riomaggiore es un buen sitio para probar el pescado frito. Os recomiendo comprar un cucurucho en este sitio. Cuesta 5euros el pequeño y 7 el grande. Es para llevar y está muy muy rico.

Primo piatto: si en vez de pescado prefieres pasta casera, fresca, recién hecha y take away, no puedes pasar por alto este sitio.

Otros consejos para visitar Cinqueterre:

  • Ėpoca del año: mejor mayo, junio o septiembre que hace bueno para sacarle partido al mar. En julio y agosto puede estar demasiado masificado aunque si no tenemos otra alternativa es una buena opción.
  • Preguntar qué senderos hay abiertos en el parque nacional de Cinqueterre. Están reabriendo algunos que se cerraron por desprendimiemtos y según la época pueden estar abiertos más o memos.
  • Conviene comprar la Cinqueterre card que incluye todos los trenes, acceso al parque nacional, wifi en los puntos señalados, excursiones guiadas y acceso a los baños. El precio para un día es 13 euros y para dos 23.
  • Para comer bien lo mejor es pedir consejo en la recepción del hotel y huir de los sitios turísticos que plagan la zona, hinchan los precios y bajan la calidad.

Si te ha gustado esta guía, quizás te interese mi guía para recorrer Berlín o mi guía práctica de Nueva York.

2 thoughts on “Cinqueterre: guía práctica para no perderse nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *