Burano, el secreto mejor guardado de Venecia

Venecia. Uno de los destinos más visitados del mundo. Un pueblo de cuento entre canales, góndolas, iglesias, olor a pasta fresca, a pomodoro  y a café. También hay quien dice que huele a aguas estancadas, pero qué mas da cuando estás en la ciudad sobre el agua.

Reconozco que aunque no soy la mayor defensora de Venecia, sí hay que visitarla al menos una vez en la vida. Sin embargo no me gusta, ya no el exceso de turistas, típico de ciudades con tanta fama; sino el hecho de que no haya prácticamente venecianos. Es difícil encontrar personas que vivan en Venecia a no ser que tengan un negocio propio -por supuesto dedicado al turismo: hostales, restaurantes-. Las habituales inundaciones y el incesante turismo ha hecho que cada vez más locales se desplacen a vivir a zonas próximas al centro de Venecia, como Mestre, por ejemplo. Esto me da un poco de pena porque al final es como visitar una ciudad de mentira, un poco de cartón; un mini parque de atracciones hecho por y para el turista. Muy  bonita y más romántica pero con la ausencia de la famosa “Vita Bella” italiana que tanto me gusta y que tanto echo de menos.

Gastro Tip: No puedes dejar de probar la pasta fresca para llevar del Fast Food de calidad “Dal Moro’s” en la Calle de la Casseleria. Ofrecen varios tipos de pasta fresca y salsas y los sirven en unos recipientes de cartón, ya que no hay espacio para comer dentro. Un Must.

Quizás por eso me emocioné tanto cuanto me propusieron salir de allí e irnos a Burano. Reconozco que nunca había oído hablar de Burano y la verdad, no me explico porqué. La amiga que propuso la excursión jugó bien sus cartas. No nos contó qué tenía de especial este lugar. Eso hizo que la sorpresa fuese aún mayor y que disfrutásemos mucho de aquella tarde.

BURANO, el pueblo de las casas de colores.

Se trata de un pequeño pueblo isla pesquero, con casitas de colores, al que sólo se puede llegar en barco. Tiene mucho encanto. y quiero dejar claro que no hay que confundirlo con Murano. Murano es un pueblo muy famoso por su cristal. Es posible visitar fábricas y comprar todo tipo de figuritas talladas en cristal de colores. Personalmente no me atrae mucho pero es otra de las excursiones típicas si vas con tiempo a Venecia. Está de camino a Burano, así que se pueden visitar las dos islas en el mismo día si te organizas bien.

HISTORIAS DE BURANO

Me encanta la historia que me contaron sobre el porqué de los colores de las casas. Se dice que cada pescador pintaba su casa de un color distinto para poder distinguir su hogar desde el mar en los días de niebla.

Escuchar esa historia mientras el Vaporetto se acerca piano piano hasta el muelle de esta recóndita isla fue algo especial. Sobre todo tras el ajetreo de un largo día veneciano. Llegamos a Burano a eso de las 7 de la tarde para ver cómo se apagaba el día, poco a poco, y sus calles volvían a la calma más absoluta tras el abandono de los grupos de turistas.

Esta desconocida isla de Venecia me parece una visita imprescindible. Aquí si veremos locales disfrutando de su vida en un paraje precioso. Una vida tranquila de pueblo donde la gente deja puertas y ventanas abiertas, donde te saludan al pasar, un lugar en el que la gente saca las sillas a la calle y se pone a hablar con el vecino, donde los niños juegan en las calles y corren entre canales y casas fosforitas como si las prisas y las preocupaciones no existiesen.

¿CÓMO LLEGAR?

Burano se encuentra a 7km de Venecia y la única forma de llegar es en Vaporetto. El precio del ticket de un día es de 20 euros por persona. Desde la estación de tren Santa Luzia se pueden coger distintos Vaporettos. Nosotras optamos por coger el Vaporetto 3 hasta Murano y de ahí el 12 hasta Burano. Tardamos entre 40 y 50 minutos y pasan cada media hora’. Si no te vas a quedar a dormir conviene llevar mirados los horarios de vuelta.

¿CUÁNDO IR?

Personalmente creo que lo mejor es visitar Burano por la tarde. Por las mañanas es más turístico pero a partir de las 7 de la tarde los turistas se van y es un momento perfecto para ver cómo es la vida de los habitantes de este tranquilo lugar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *